/Es el futuro, necios

Es el futuro, necios

La movilidad personal ha ido evolucionando a lo largo de la historia de la humanidad y lo hace a pasos agigantados, estamos viviendo el inicio de un boom tan grande como el de la irrupción del coche en los hogares españoles. Los VMPs han irrumpido en los hogares de todo el mundo hace apenas unos años y lo que en un inicio muchos creyeron un juguete hoy en día mueve a miles de personas en el mundo.

Los vehículos de movilidad personal VMPs han venido para quedarse, no es una moda pasajera, no es un capricho caro para geeks ni es una salida para los que no saben montar en bici... Son una solución de futuro para desplazar al coche de las ciudades y devolver gran parte de este espacio a las personas y a pequeños vehículos de transporte, limpios.

¿Es osado pensar que los VMPs pueden llegar a desplazar al coche de las ciudades?.

No, no es nada osado pensar este tipo de planteamientos por muchos motivos

  • Son baratos, 200-300€
  • Tienen una aceptable autonomía 25-30 km al día
  • Apenas consumen, menos de 0,60€ por cada recarga.
  • Son cómodos. Apenas ocupan espacio, no hacen ruido, no necesitas buscar aparcamiento.
  • Son limpios. No contaminan el medio ambiente y un VMP en la calle muy probablemente haya evitado un coche en la calle.
  • Son rápidos, tanto como una bicicleta.
  • No exigen una buena condición física, esto permite que personas que no son capaces de usar una bicicleta puedan desplazarse libremente.
  • Acerca la movilidad a personas con pocos recursos.

Sus singulares características hacen que sea un medio de transporte muy interesante para muchas personas ya que cubren un rango de desplazamientos relativamente corto en ciudades y puede combinarse con otros medios de transporte urbano de pasajeros: Tren, metro, autobuses... Permitiendo ampliar el rango de acción a zonas limítrofes a la ciudad y por tanto contribuyendo en gran medida a la reducción del tráfico, los atascos, el ruido y de la polución.

Son económicos, ya que el coste de  acceso y mantenimiento es escaso permitiendo que la movilidad deje de ser un lujo y pueda estar al alcance de cualquier renta. Tener un coche puede ser un lujo a día de hoy ya que implica infinidad de gastos: Letra, seguro, combustible, mantenimiento, garaje, parking...

Son ecológicos, no olvidemos que funcionan con motores eléctricos y por tanto no producen directamente contaminación en nuestras ciudades además constribuyen que se se reduzcan las emisiones ya que cada VMP puede haber dejado un coche aparcado evitando atascos. Se recargan con una simple toma de corriente y su carga completa no cuesta más que unos céntimo.

¡Todo son ventajas!