Todo lo que tienes que saber sobre la nueva normativa de VMP de Sevilla

Desde el 5 de noviembre 2019 entra en vigor la nueva normativa de movilidad para los vehículos de movilidad personal (VMP) en Sevilla, esta normativa aprobada por PSOE y Adelante Andalucía, reemplaza a la previamente existente que data de 2014 (BOP 206) y permitía la circulación de estos vehículos siempre que dispusieran de una autorización expedida por parte del área de movilidad de Sevilla.

La nueva normativa es enormemente restrictiva con los VMP e impone unas importantes sanciones económicas que superan en muchas ocasiones el precio del vehículo (+400€). Es restrictiva porque impone una serie de limitaciones técnicas de potencia, tamaño y peso que no son comparables a las establecidas en cualquier ciudad europea. Es recaudatoria porque las sanciones son totalmente desproporcionadas en relación a la infracción cometida, circular con un patinete que tenga 300W de potencia implica pagar una multa de 400€ y la retirada del mismo a depósito.

Quizás te interese este artículo donde destripamos el origen de este esperpento normativo:

Vehículos que tienen permiso municipal para circular

  • Patinetes eléctricos sin sillín de menos de 15 Kg de peso, un máximo de 250 w y un límite de 25 kilómetros hora.
  • Monociclos eléctricos: un máximo de 15 Kg de peso, una potencia inferior a 500w y una velocidad de menos de 20 kilómetros hora.
  • Hoverboard: menos de 15 kilos, potencia máxima de 700w y un límite de 20 kilómetros hora.
  • Segway: menos de 30 kilos, potencia inferior a 1.000 w y un límite de 20 kilómetros hora. 

Las limitaciones técnicas impuestas hacen que solo sean aptos para circular por la ciudad de Sevilla vehículos que llevan ya varios años en el mercado, cualquier modelo nuevo tiende a venir con más potencia, peso y tamaño de lo indicado en la actual normativa. Es importante recordar que más potencia no implica más velocidad. Más potencia es más seguridad, mayor frenada, más fuerza en cuestas o con viento en contra, más peso para desplazar. La mayoría de los VMP vienen limitados a 25 Km/h.

Pueden circular por:

  • Carriles de micromovilidad (Carril bici). máximo a 15 Km/h, por zona compartida con peatón 10 Km/h.
  • Zonas de limitación 20 y 30. Toda la zona centro, salvo calles con restricciones peatonales.
  • Resto de calzadas de un carril con un solo sentido marcadas con limitación a 30 kilómetros por hora y que no tengan carril de micromovilidad.

Queda limitada la zona de circulación a carriles de micromovilidad y calzadas de un solo carril (En ausencia de carril de micromovilidad) además de toda la zona centro (Salvo calles con restricciones especiales). Poder circular por la calzada supone un éxito obtenido por nuestra asociación que lo solicitó en las alegaciones a la normativa.

No pueden circular por:

  • Aceras, bajo ningún concepto.
  • Calzadas de más de un carril por sentido (prácticamente todas las avenidas).

Las aceras quedan totalmente prohibidas, algo que ya esperábamos y que aplaudimos. El espacio del peatón debe ser preservado y protegido.

Aparcamiento

  • El ayuntamiento establecerá zonas especiales para el aparcamiento de estos vehículos. Mientras tanto no pueden estacionarse en la acera ni en aparca bicis.

El ayuntamiento se comprometió a establecer zonas especiales de aparcamiento para los VMP antes de la entrada en vigor de la normativa, estos aparcamientos estarán claramente pensados para los patinetes de alquiler siendo de nula utilidad para los usuarios particulares por motivos más que evidentes.

Otros requisitos importantes

  • Ser mayor de 15 años.
  • En caso de ser menor de 15 años, ir acompañado de un adulto y llevar casco.
  • Son de uso unipersonal.
  • Sin auriculares y sin usar el móvil.
  • Prohibido el consumo de alcohol o drogas con tasas superiores a las permitidas en el reglamento de circulación.
  • Hay que llevar encima el original o copia de las especificaciones técnicas del vehículo.

El requisito más complejo quizás sea el de tener que llevar una copia de las especificaciones técnicas encima, será obligatorio desde la entrada en vigor con sanción de hasta 70€.

Sanciones

  • Se establecen sanciones de entre 70 y 400€ por el incumplimiento de los requisitos anteriores.

Las sanciones son en general realmente desproporcionadas y plantean dudas sobre su verdadera intención no sea la de sancionar un mal uso de estos vehículos sino un castigo a cualquier usuario que no esté correctamente informado de la normativa. Algo tan sencillo como superar la potencia, el tamaño o el peso (Gran parte del parque móvil sevillano lo hace) acarrea una sanción de 400€ y la retirada del vehículo a depósito.

Empresas de alquiler

Las empresas de alquiler que actualmente han venido operando en la ciudad con una total impunidad y falta de control por parte de las autoridades están completamente fuera de la normativa ya que superan la potencia y/o peso (400€ de sanción) y además sus usuarios no portarán la documentación técnica del vehículo, condición necesaria para poder circular (70€ de sanción) por no hablar de que no podrán estacionar en aceras, zonas peatonales o aparca bicis al no haber sido implementadas aún los espacios de aparcamiento prometidos por el ayuntamiento.

Normativas en otras ciudades

Otras ciudades han legislado con mayor o menor acierto este tipo de vehículos a la espera de que la DGT establezca una normativa nacional. En general se ha legislado de forma positiva dando cierta semejanza a VMP y bicicletas y estableciendo unos límites de tamaño, peso y velocidad adecuados a la vía. Sevilla, en contraposición, se queda como una de las grandes ciudades europeas más restrictivas con estos vehículos al permitir solo la circulación de vehículos obsoletos y ya fuera de mercado, un simple vistazo a las grandes empresas que fabrican y venden VMP nos permitirá ver que TODAS las nuevas opciones superan la potencia limitada en nuestra ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *