El ayuntamiento modificará la normativa… Al gusto de las empresas.

Como ya anunció hace unos meses, el ayuntamiento de Sevilla ultima los detalles para modificar la normativa de VMP de Sevilla tras una mesa de trabajo coordinada por la Delegación de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura y la Delegación de Gobernación y Fiestas Mayores y las empresas interesadas del sector. De nuevo debemos indicar que a pesar de que pedimos estar incluido en dicha mesa de trabajo no se nos ha tenido en cuenta en absolutamente ninguna parte de este proceso por lo que nos oponemos rotundamente a todas y cada una de las medidas que procedemos a explicar:

  1. Serán seleccionadas dos empresas de alquiler de patinetes a operar en la ciudad con un volumen efectivo máximo de 1.000 unidades cada una de ellas y por un periodo de prueba de 18 meses.
  2. Se aprobará un plan de estacionamientos para patinetes eléctricos en la ciudad de Sevilla que recogerá los criterios básicos, con un mapa de áreas autorizadas para su utilización, principalmente, por las empresas de alquiler de patinetes. En total, se han regulado hasta el momento 249 zonas de estacionamiento con un volumen de 2.650 patinetes eléctricos que están repartidos por el conjunto histórico y su entorno, y por zonas de gran afluencia como entornos de espacios universitarios, áreas empresariales como Cartuja o los ámbitos de mayor afluencia como los hospitales.
  3. Aprobará una modificación puntual de la ordenanza con el objetivo de incrementar el peso máximo autorizado a los vehículos de movilidad personal que quedará fijado en 40 kg.

Esta modificación no va a eliminar el problema que ya veníamos sufriendo de patinetes abandonados a su suerte en zonas peatonales, habilitar espacios sin una medida de control técnico que impida realmente al usuario "soltar" el patinete en cualquier sitio nos llevará a volver al mismo problema que ya teníamos. Patinetes tirados por nuestras calles gracias a incívicos usuarios.

 

La potencia en un patinete sirve para poder desplazar un mayor peso y ofrecer comodidades y mejores medidas de seguridad para el usuario, con la actual normativa limitada a 250W ya se hace difícil desplazar a personas con cierta corpulencia. Ampliar el peso máximo de 15 Kg a 40Kg es una medida de maquillaje al gusto de las empresas que necesitan más peso para poder hacer sus vehículos más resistentes y añadirles más baterías para que tengan una mayor autonomía... En definitiva, más rentables. No esperemos que tengan mejores ruedas para comodidad del usuario o mejores frenos para seguridad de todos los peatones.

Además este incremento de peso no viene acompañado de un incremento en la potencia por lo que el ayuntamiento de Sevilla y las empresas nos engañan. Un patinete de 40 Kg y uno o dos usuarios encima no puede desplazarse a 15-25 km/h tal y como hemos visto en nuestras calles. Esto es físicamente imposible y por tanto recurrirán a la mentira para ocultar (Como ya hicieron antes) con pegatinas falsas que su potencia real es de mínimo 350W.

Mientras tanto los usuarios privados seguimos viendo como este ayuntamiento ignora esta nueva movilidad y se pliega solo y exclusivamente ante las exigencias de las empresas, a las que va a permitir incumplir la normativa como de costumbre. Esta asociación se va a enfrentar directamente a esta modificación y si saliera adelante tal cual está planteada vamos a mover todos nuestros recursos para fiscalizar a las empresas que se desplieguen en Sevilla para asegurar que no superan los 250W.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *