¿Cómo actuar en caso de accidente en un patinete eléctrico?

El patinete eléctrico o VMP ha sido vehículo en auge en nuestras ciudades en los últimos años y se prevee un crecimiento exponencial a corto plazo. Esta entrada masiva en las ciudades y la ausencia o reciente aparición de normativas nacionales y locales hacen que el desconocimiento entre los usuarios y la población en general acerca de la legalidad o los derechos y obligaciones que se deben cumplir cuando se utiliza un VMP sea amplia y notoria. Es evidente que la aparición de accidentes con VMP son inevitables y que van en claro aumento, pero siempre debemos tener en cuenta que este incremento debe valorarse teniendo en cuenta que contabilizamos desde cero, por lo que cualquier incremento de los accidentes en forma de porcentaje va a dar un dato poco real y sesgado. Como ya hemos indicado en otras ocasiones, puede verse en el estudio Safe Micromobility, la cantidad de accidentes y sus consecuencias no distan mucho de los que ya se producían a diario en bicicleta.

Vamos a tratar de dar unos puntos clave que se deben seguir en caso de sufrir un accidente en un VMP.

  1. Si la situación lo permite lo más importante es identificar al conductor del otro vehículo: matrícula, modelo, nombre, apellidos, DNI, teléfono... Cualquier dato que podamos obtener nos va a ayudar enormemente ante cualquier problema. No debemos permitir que abandone el lugar del accidente y si fuera necesario llamaremos a la policía local y emergencias si hemos sufrido algún daño personal. Un atestado de la policía puede ser fundamental.
  2. Si nuestro estado nos lo permite deberemos realizar fotos del vehículo, de la zona del accidente o pedir datos a cualquier posible testigo. Como conductor de un VMP no estamos obligados a disponer de un seguro, no dejes que te indiquen lo contrario. La solución ideal es formalizar un parte de accidente amistoso (Como si se tratase de un accidente entre dos vehículos).
  3. Al realizar el parte amistoso deberemos aportar toda la información posible de la zona del accidente, los vehículos implicados y los datos personales. Un conocimiento de la normativa local nos ayudará enormemente a diferenciar si es culpa del otro conductor o si por el contrario es puede ser culpa nuestra.
  4. Si la otra parte involucrada en el accidente no colabora o indica que va a marcharse del lugar dando o no algún dato personal para arreglarlo más adelante debemos indicarle que no debe hacerlo y que vamos a llamar a la policía de inmediato (Cosa que recomendamos hacer en cualquier caso). La policía levantará un atestado, si fuera necesario recibiremos asistencia sanitaria y quedará registrado un parte de lesiones y quedando todo ya en manos de los seguros o las autoridades.
  5. Es importante señalar que aunque no sea obligatorio disponer de un seguro siempre estaremos obligados a responder personalmente ante los daños que ocasionemos a otras personas o vehículos. Por tanto recomendamos revisar las clausulas de algunos seguros de hogar o vehículo que ya empiezan a incorporar esta cobertura o contratar un seguro específico para el uso de VMP.
  6. Si no nos ha sido posible hacer un parte amistoso o no hemos logrado levantar un atestado tendremos el derecho a presentar una denuncia donde todas las pruebas, testigos y datos recabados serán de vital importancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *